Centro de Terapias Integrales

843980593 - 640343614 info@centrosherab.com

Las Cuatro Sendas del Yoga

Como hemos comentado en la introducción, para el desarrollo integral del cuerpo, mente y Alma, dentro de la filosofía del yoga se recomienda combinar las cuatro prácticas siguientes:

Raya Yoga

Es la ciencia del control del cuerpo y la mente. Conocido también como el Yoga Real, yoga clásico o camino del yoga. Las asanas (posturas de yoga), pranayamas (ejercicios de respiración) y la meditación, son en si tres que forman el Hatha Yoga, siendo tres de las ocho partes del raya yoga y una parte integral de este camino del yoga. La práctica esencial del Raja yoga es la meditación en silencio, donde las energías del cuerpo y de la mente se transforman gradualmente en energía espiritual.

 

Karma Yoga

Es el yoga de la acción. La realización de acciones desinteresadas sin generar apego a las mismas, es decir, sin esperar éxito, recompensa, o devolución, purifica el corazón y reduce el ego. El karma yoga es esta senda y es la mejor base para profundizar en la meditación.

 

Gñana Yoga

Es el Yoga de la sabiduría y del conocimiento. Más adecuado para personasintelectuales. La filosofía Vedanta enseña a autoanalizarse y preguntarse por la auténtica naturaleza de uno mismo. La meta es reconocer el Ser Supremo en uno mismo y en todos los seres, pasando siempre por el filtro del razonamiento.

 

Bhakti Yoga

Es el yoga de la devoción y se ajusta perfectamente a personas de naturaleza emocional. A través de la oración, adoración y rituales, uno llega a ver lo Divino como la personificación del Amor. El canto de Mantras es parte esencial del Bhakti Yoga.

slider3-yoga-sherab
Sendas Complementarias

Siendo las anteriores las más importantes, las más trabajadas y esenciales en el desarrollo integral del ser humano, no esta de más el comentar otras Sendas Complementarias.

Estas sendas abarcan posibilidades de trabajo complementario dentro de las cuatro principales, aunque existen escuelas especificas. Estas sendas son:

Mantra Yoga: Esta senda es conocida como el yoga del sonido o yoga de las vibraciones del sonido. El universo ent6ero se mueve mediante el sonido y la vibración que emite es la original que a todo ser vivo le mueve. Mediante esta práctica, nos unificamos con estas vibraciones. Yapa Yoga: Es el Yoga del canto. En esta práctica se unifican los sonidos de los mantras creando melodías maravillosas. Existen diferentes prácticas dentro de ellas, las cuales, pueden ser devocionales dedicadas a los Santos, Maestros, Guías o Gurús o simplemente sonidos sin más. Tantra Yoga: Este es el yoga del sexo desde el punto de vista sagrado que conlleva o yoga de la procreación. Se trata del yoga de la transformación y sublimación de la energía sexual, con fines altamente espirituales. Dhyana Yoga: Esta es la senda de la meditación y esta dedicada exclusivamente a tal fin. Existe un Proverbio Taoísta que dice así; “Durante la oración, habla el hombre y escucha el cielo. Durante la meditación, escucha el hombre y habla el cielo.” Nos dice Swami Sivananda, que si una ciudad es ruidosa al atardecer, se va calmando conforme se acerca la medianoche y se silencia en la madrugada, igual le ocurre a la mente durante la meditación. Kundalini Yoga: Es el yoga de la energía cósmica. Esta senda de yoga es la que trabaja el control de dicha energía. Dicen maestros experimentados, que este tipo de yoga debe de ser el último en practicar, después de haber experimentado, transcendiendo los anteriormente descritos y bajo la tutela de un Maestro experto en su práctica. Se dice que este tipo de yoga, si no se controla su acción, loco el practicante se puede volver, ya que es tal su fuerza, que pocas mentes existen capacitadas para ello. A modo de ejemplo, sería como si fuéramos bombillas de 220 w. y la energía total de 100.000… ¿imagináis que ocurriría si de repente en nuestro cuerpo entraría…? Pues viene a ser algo parecido…

Sea cual sea la práctica que elijáis, hacerlo desde la mente, probando con el cuerpo y sintiendo sus efectos con el Alma… feliz práctica…

meditacion-2